Extracto. Origen de las Sectas Religiosas Rusas…

Texto de Origen: Marcoff, Alexis. 1694. Enigmas de las Sectas Rusas; Origen de las Sectas Religiosas Rusas.  Ed. Daimon. Barcelona.

El siguiente extracto no debe ser entendido como un libro académico profundo o explicativo de procesos históricos complejos, sino mas bien como una lectura introductoria al contexto histórico del origen y desarrollo religioso de Rusia. Texto cuyo lenguaje debe ser contextualizado a una obra editada en 1964

Origen de las Sectas Religiosas Rusas.

Triunfo del Monoteismo

El año de gracia de 989 señala un momento crucial en la historia de Rusia: el de su conversión al Cristianismo.

No obstante, dicha reforma no se produjo lentamente ni gracias a la abnegada labor de unos misioneros. El Cristianismo fue instaurado en Rusia por superior orden del príncipe Vladimiro de Kiev, quien, convencido de la bondad de las cristianas disciplinas, dispuso cierto día que fuese destruidos los ídolos, que se dejase de reconocer a los sacerdotes paganos, que no se atendiese  mas a brujos, magos ni hechiceros, y que se comenzasen a seguir las instrucciones de los nuevos, y que comenzasen a seguir las instrucciones de los nuevos padres espirituales recién venidos de Bizancio. El Cristianismo en Rusia tiene, pues, mil años menos que en Occidente. La mitad aproximadamente de su historia.

El pueblo ruso no estaba preparado para un cambio tan radical, ni los nuevos preceptores se hallaban a la altura de su cometido. En aquel entonces, el pueblo ruso era primitivo y su incipiente cultura muy escasa. ¿Cómo iba a compenetrarse con la esencia de la religión cristiana, asimilando su espíritu y sus dogmas? Sin embargo, el pueblo callo, ya que en aquellos tiempos era muy peligroso oponerse a las órdenes de los gobernantes. Acudió a los nuevos templos y monasterios, confeso y comulgo como le indicaban y obedeció sumiso al flamante clero. Acepto que los nuevos ritos rigiesen en desposorio, bautizos y funerales; pero sin olvidar por ellos sus antiguas creencias ni las seculares tradiciones que creía un deber conservar.  Quedo el domovoy[1], junto con el cortejo de los demás lares y penantes eslavos, se continuo honrando con triznas[2] a los difuntos y se siguieron celebrando las fiestas dedicadas a tantas antiguas divinidades paganas, pero al mismo tiempo empezaron a venerar a la nueva divinidad y a los santos <<por si fueran mas poderosos>> que sus propios ídolos.

Por consiguiente, todo se redujo a agregar al mundillo de antiguos dioses, trasgos y espíritus, a otro Dios, al parecer justiciero, pero nada sanguinario.

Por su parte, el clero recién instituido  no regateaba esfuerzos a fin de atraer prosélitos, especialmente entre los humildes y necesitados.

Bajo el signo de la nueva religión se promulgaron leyes nuevas y se compilaron códigos mas humanos, en los que se suprimía la practica de atroces castigos y venganzas, en tanto que el clero, particularmente el monacato, acudía  en ayuda de la población por años de hambre, casos de siniestro y calamidades que esporádicamente azotaban las tierras rusas.

Los servicios religiosos adaptados al rito bizantino, de solemne Fausto y flagrante desacuerdo con los barbaros rituales sangrientos de antaño, iban atrayendo al pueblo.

Así, al correr del tiempo, se fueron relegando al olvido las ceremonias paganas, a la vez que las gentes iban acostumbrándose a las usanzas cristianas que empezaban a subyugarle. A juicio de muchos historiadores, este doble proceso un tanto especial se debió a que cuando el culto se repartía entre múltiples divinidades no existía en él tanta fuerza cohesiva y categórica como al difundirse la idea del monoteísmo. Y esto había de traer curiosas consecuencias.

Entre Roma y Bizancio

La parte esencial de la religión primitiva no estaba constituida por dogmas, sino por la escrupulosa observancia  de ritos, de modo que en estos se había concentrado la fuerza dogmatica religiosa. Y así continuo sucediendo con el nuevo orden de cosas. Al Ser escasa la compenetración de los dogmas, los ritos cobraron poder dogmatico y cualquier alteración de los mismos por insignificante que fuese, se daba por inadmisible apostasía.

Tal actitud religiosa se hizo patente a raíz de la separación de las Iglesias, en 1054. Las divergencias teosóficas entre las Iglesias Occidental y Oriental no inquietaron ni poco ni mucho al creyente ruso, quien dio, sin embargo , tajante repulsa al catolicismo apenas le hablaron de modificar los ritos.

Persignarse de izquierda a derecha, comulgar con hostias, bautizar a los recién nacidos sin sumergirlos por tres veces en el baptisterio, constituían para el ruso de aquellos tiempos otras tantas tremendas herejías que merecían condenación eterna.

Conocidas en Rusia las discrepancias, sobre todo los rituales, entre las Iglesias de Bizancio y Roma, poco se dudo en considerar el catolicismo, no ya como herejía, sino como una rotunda apostasía, como la abjuración sacrílega de la fe cristiana.

¡Para el pueblo ruso, los católicos dejaron de ser cristianos!

A partir de entonces se presto aun mayor atención a la observancia fiel de los ritos, sobre todo en  la liturgia. Aquí fue donde se descubrió el extraño fenómeno de que en cada parte de Rusia se oficiaba de forma distinta. Así mientras que en algunas iglesias se repetía tres veces, cantando, ¡Aleluya!, en otras se decía solamente dos[3].

En algunas ciudades las procesiones daban la vuelta a los templos <<siguiendo el sol>>, pero, en otras, en sentido contrario. Lo mismo podía observarse en los casamientos, cuando los desposados debían dar la vuelta alrededor del facistol.

Al punto hubo disparidad de criterios, tanto entre los feligreses como en la clerecía. Los disconformes con determinado proceder negaban validez las ceremonias de sus oponentes, lo cual, naturalmente, originaba no pocas complicaciones. En muchos puntos comenzaron a producirse disturbios: se incendiario iglesias y se apaleo a los clérigos. Estos se dirigían a sus respectivos obispos a fin de esclarecer el asunto, pero ni los más altos mitrados podían ponerse de acuerdo en vista de la disparada de los textos. Había que acudir al patriarca y al Zar…



[1] <<Espíritu domestico que vela sobre la casa y sus habitantes sin exceptuar a los animales; espíritu bien hechor que quiere ser cuidado con ternura, pues en caso contrario se muestra rencoroso y vengativo. >>

El domovoy vive tan ligado al hogar domestico, que en caso de ir sus habitantes a vivir a otra casa, el espíritu ha de ser trasladado con muchas ceremonias al nuevo hogar. Nótese también que el domovoy domestico es el único espíritu que se considera amigo, puesto que todo los demás son celosos y hasta peligrosos [Maximo Kovalevsky, Origen y evolución de la familia].

El domovoy eslavo se puede parangonar con el tomten sueco y con algunas divinidades del Avesta, con la particularidad de que los eslavos creían que el domovoy no era sino uno de sus antepasados o familiares difuntos, el abuelo o el bisabuelo.

[2] Se daba este nombre a los grandes festejos que se celebraban en memoria de un difunto. Los eslavos, al igual que otros pueblos, no creían que la muerte aniquilara por completo la vida física, por lo cual era indispensable seguir proporcionando a los muertos el alimento, el calor y todas aquellas cosas de la que disfrutaron en su vida terrenal. Durante la Trizna, el difunto esta presente en el ágape, aunque invisible, y como y bebe con los demás. Las triznas rusas pertenecen al culto de los difuntos, propio de todos los pueblos de la antigüedad, y magníficamente descrito de Fustel de Coulanges en su clásica obra  La citè Antique.

[3] Igual que en la Iglesia Católica: In Evangelio: Antiph. Gloria in exelsis Deo, et in terra pax hominibus bonae voluntatis, alleluia, alleluia.

Anuncios

Acerca de Diego Donoso D

Antropólogo Social y Gestor Cultural CNCA. Dedicado a la difusión cultural de organizaciones sin animo de lucro, amante de la historia y la recreación histórica como herramienta de difusión cultural
Esta entrada fue publicada en Biblioteca, Extracto de Libro, Historia, Referencias Históricas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s